Main Menu

Products

Products

Historia de la empresa

Shurtape historic building
Shurtape historic building

MÁS DE UN SIGLO DE PROGRESO

Los comienzos

Shurtape Technologies tuvo sus comienzos en Shuford Mills, fundada en 1880, un antiguo fabricante de hilos textiles y un fabricante líder a nivel mundial de cuerdas y cordajes. En 1955, la gerencia de Shuford Mills abrió una división de cintas para cubrir la creciente demanda de cintas de papel liso y crêpe, conocida popularmente como “cinta de enmascarar”. Ese año, abrimos una planta piloto ubicada en una esquina de la gran fábrica de Shuford Mills en Hickory, Carolina del Norte.

Tuvimos muchos aciertos; nuestro éxito temprano con esa planta piloto hizo que Shuford Mills invirtiera en una fábrica dedicada exclusivamente a la fabricación de cintas. En 1972, alentados por dos décadas de crecimiento estable y rentabilidad, Shuford Mills amplió la producción de cintas para ofrecer cintas de tela con recubrimiento adhesivo. La fabricación en Hickory siguió creciendo durante los próximos 10 años; su éxito sentó los precedentes para que Shuford Mills convirtiera su fábrica de hilos Stony Point en una fábrica de cintas para conductos en 1981. 

El nacimiento de Shurtape Technologies

En 1996, la pequeña división de cintas de Shuford Mills superó las ventas y la rentabilidad de los tradicionales productos textiles. La gerencia de Shuford Mills decidió convertir la división de cintas en una empresa independiente con operaciones y gerencia separadas, lo que se conoce actualmente como “Shurtape Technologies”.

Con el ímpetu de una empresa “joven”, Shurtape no dudó en lanzar nuevos productos durante el primer año, especialmente las cintas de sellado de cartón de fusión en caliente de alta calidad elaboradas en una fábrica de 100.000 pies cuadrados en Hudson, Carolina del Norte. Además, ampliamos nuestra cobertura geográfica a través de la adquisición de Kip, un distribuidor ubicado en Alemania con operaciones en toda Europa; y estamos a punto de empezar con operaciones en México, Perú y Los Emiratos Árabes Unidos. Esta amplitud de mercado le proporcionó a Shurtape la infraestructura para exportar sus productos y ofrecer un mejor servicio a la cartera de clientes multinacionales que cada vez era mayor.

En el año 2000, abrimos una planta con tecnología de última generación en Hickory para fabricar cintas laminadas, impresas, de papel de aluminio y de enmascarar y una planta de conversión en Singapur, mientras manteníamos nuestra casa matriz activa y en constante crecimiento y, al mismo tiempo, construíamos nuestra presencia a nivel internacional. Y a fines de 2004, abrimos un nuevo centro de distribución en Catawba, Carolina del Norte, lo que nos permitió tener más capacidad para cumplir con los pedidos nacionales e internacionales incluso más rápido que antes.

En la actualidad, contamos con 12 centros de distribución y fabricación que trabajan incansablemente para ofrecer cintas confiables a nivel mundial.

Un enfoque en inversión e innovación

Para acentuar aún más nuestro crecimiento y penetración en el mercado, Shurtape realizó una serie de adquisiciones clave que lo ayudaron a consolidar su liderazgo para brindar servicios en las industrias de consumo y comerciales. En 2004, adquirimos Tape Specialties Ltd. y la división de Arte y Entretenimiento de Permacel Inc. Y en 2008, obtuvimos los derechos exclusivos de la licencia FrogTape®, antes de adquirir la marca en 2010. Pero nuestra adquisición más importante tuvo lugar en el año 2009 con la compra de la línea de cintas “hágalo usted mismo” (DIY), los artículos para el hogar y oficina de The Henkel Group, lo que derivó en la creación de la nueva subsidiaria llamada ShurTech Brands. Esta negociación combinó las marcas de consumo Duck®, Painter’s Mate Green® e Easy Liner® con la marca profesional Shurtape. Juntos, nos enfocamos 100 % en nuestros recursos y esfuerzos para desarrollar, fabricar y ofrecer productos de cintas adhesivas innovadoras y de primera calidad para usuarios con estándares estrictos. Esto es posible gracias a las importantes inversiones de la empresa en investigación y desarrollo, sistemas de gestión de calidad y programas de mejoras continuas.